Beneficios de tener una casa de playa en Lima

En épocas de verano el negocioso que tengan que ver con el mar se incrementan, este es el caso de las casas de playa. En el último periodo de año las personas optan por ser dueños de un terreno o casa que sea más dinámica para la familia, salir de la rutina y poder relajarse en una casa de playa.

Esto ya no es tan difícil como lo era en épocas antiguas, pues cada vez son más las familias que comprar un terreno en el sur, una casa de playa, más que los gastos son los beneficios que esta trae. No solo ayuda a tener una mejor calidad de vida sino ayuda a salir un poco de la rutina y vivir una experiencia placentera. Aquí algunos beneficios de tener una casa en la playa.

Inversión. 

Al momento de adquirir una casa de playa en Lima es importante tener en cuenta los gastos que puede generar el mantenimiento. La manera más práctica de mantener una casa en la playa es alquilándola por periodos cortos, estos suelen tener una constante demanda, pues se garantiza los arrendamientos, más aun en lugares alejados de la ciudad, de corto plaza y suelen tener todo el año una ganancia conveniente. Las propiedades en la playa son mucho más baratas que en ciudad, es por ello que muchas personas optan por comprar e invertir en una casa de playa para poder reducir gastos y manejarlo de la mejor manera posible.

Además, en periodos de verano los precios de alquiler suben según la ubicación de la casa, sin embargo se puede generar ganancias mucho mayores que en los alquileres por periodos cortos a lo largo del año.

Calidad de vida. 

Los paseos por la playa y la convivencia son la mejor opción para relajarse y alejarse de la caótica ciudad sin estrés ni contaminación. Al contar con una casa de playa puede generar una serie de beneficios físicos, pues la mayor parte del año las playas están vacías esto ayuda, en gran medida la circulación de la sangre el fortalecimiento de los músculos y una mejor salud mental. No hay nada mejor que estar en contacto con lo natural, el mar es importante cuando se trata de alejarse de problemas y tensiones, se experimenta una vida más tranquila y pausada.

Disponibilidad. 

Al contar con una casa en la playa, ya no es necesario preocuparse por las mejores ofertas de hoteles o casas en alquiler, se maneja los días que se pasa en la playa sin preocuparse por algún tiempo límite, se puede estar todo el tiempo que uno desee. Además, la disponibilidad de tiempo si se desea ir un día a la semana o toda la semana ya no es problema contando con una casa pues el tiempo se maneja uno mismo de la mejor manera posible.

Contaminación.

Los efectos de la contaminación en la ciudad son muy riesgosos para la salud, por ello escapar a la playa hace que uno pueda librarse por unos días o meses de todo los problemas ambientales que trae la ciudad. Además, al contar con una casa no solo disminuye la contaminación en la playa, sino también genera una adecuada forma de relajarse y cuidar la salud de cada problema ambiental que toca vivir, alejándose de todo.

Plusvalía. 

La plusvalía es uno de los más importantes y que trae beneficios económicos, pues al contar con una casa en la playa se sabe que los precios van en aumento y más en épocas de verano, donde la gente alquila casas. Gracias al desarrollo con el que puede contar la playa: tiendas, escuelas, centros comerciales clima, vista y entre otros, el valor de la casa se incrementa a la hora de rentarla. Esta inversión puede favoreces a corto y largo plazo, pues con un buen precio se garantiza la comodidad económica para poder sustentar gastos en un futuro: vivir de rentas.

Futuro.

El constante ajetreo que vive la ciudad hace que las personas decidan cambiar de rumbo. Una buena opción es vivir en la playa, ya que lima es una ciudad que no está totalmente alejada del sur, zona de la playa, no es difícil tener una casa en la playa y hacer una vida normal en la ciudad. Además, el mudarse y hacer de la playa un hogar permanente no afecta en la vida personal, si existen actividades en la ciudad, pues con un buen horario y organización se puede vivir perfectamente.

Buenos lugares para vivir.

En Lima las zonas más requeridas por los compradores están en Asia, si bien cuentan con un precio elevado los resultados pueden ser satisfactorios si se opta por la renta, el cual funciona en muchos casos y hay personas que viven solo de las rentas de su casa de playa. Por otro lado, otro de los sitios recurrentes para comprar casas es al Norte de Lima, en el último año se ha incrementado la obtención de casas en dicho lugar, o por lo menos contar con una propiedad cercanas a dichas playas. Entre las playas más visitadas esta Playa La Isla, en Puerto Supe; Playa El Paraíso, en Huacho; Playa Tarcay, también en Huacho y una de las más conocidas. Estas playas son muy recurrentes en el norte de lima, sin embargo cuentan con casas no tan cercanas a la playa como es el caso de Asia, pero son sitios muy tranquilos y pequeños que pueden aprovecharse de la mejor manera para tener una vida tranquila.

En conclusión, para tener una casa en la playa es importante analizar y consultar los precios: las inversiones siempre son las decisiones más difíciles. Sin embargo, al ser propietario se tiene muchos beneficios como los antes vistos. En cuanto a lo económico, comprar una casa de playa sale más barato que una en la ciudad por ello la gran parte opta por invertir en una casa de playa y solventar gastos con un alquiler, el cual va en crecimiento constante y más en épocas de verano, plusvalía. Asimismo, los beneficios personales, como la comodidad el salir de la caótica ciudad y el bienestar físico son fundamentales para tener una buena experiencia en casa de playa.

De esta manera se demuestra el beneficio que tiene ser dueño de una propiedad en la playa la cual estará puesta a la comodidad del propietario y no hay mejor cosa que pasar unas vacaciones con un lugar que cumpla con nuestras necesidades.

Vía Revista PUCP | El Comercio

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *